lunes, 27 de abril de 2015

Filipenses 3: VIVAMOS COMO CIUDADANOS DEL CIELO


El mensaje de hoy es categórico: VIVAMOS COMO CIUDADANOS DEL CIELO. Y la pregunta que debería responder es ¿cómo se vive como ciudadanos del cielo?
Pablo nos cuenta en su misma experiencia lo que significa vivir como ciudadano del cielo:

1. Pablo dice que su vida por amor a Cristo ha estimado muchas cosas como pérdidas y basura (Fil. 3:7,8). No sé si puedes imaginar lo que Pablo perdió por amor a Cristo, familia, trabajo, prestigio, reputación, etc. ¿Y qué es lo que tú has perdido por amor a Jesús? O es probable que creas que vives como ciudadano de Cristo y hasta ahora no has sido capaz de dejar cosas mundanas como gustos, trabajo, habitos y costumbres que no son "celestiales" sino que son "carnales" y bien "terrenales".

2. Es impresionante notar que Pablo a pesar de eso no "pretende haberlo alcanzado" sino que prosigue a la meta (Fil. 3:12). Si había alguien que podía decir: "yo soy ejemplo para ser imitado" (en realidad lo dice en 1 Corintios 11:1 y lo vuelve a decir Filipenses 3:17) ese era Pablo porque dejó todo, y se convirtió en un poderoso instrumentos en la manos de Dios, era un evangelista, un plantador de iglesia, un pastorazo, un maestro extraordinario, consejero, apologeta... y dice sin embargo: NO LO HE ALCANZO AÚN. Eso es humildad. Vivir sin pretensiones ni orgullo "santo". ¿Crees que ya ya lo has logrado todo? ¿Todos necesitan aprender, tú ya lo conoces todo?

3. Pablo dice ahora, "prosigo a la meta, al premio del supremos llamamiento" (Fil. 3:14). Pablo tenía las cosas claras. No vivía sin objetivos ni metas. Esto muestra que el el ciudadano del cielo tiene sueños, metas y objetivos claros, pero su mayor anhelo, su mayor objetivo es VIVIR EN EL CIELO. ¿Anhelas vivir en el cielo? ¿Sueñas con vivir por Cristo por la eternidad? Conozco a varios cristianos que parece que no quisieran ir al cielo, o que desean vivir por siempre en la tierra pues trabajan las 25 horas del día, los 08 días de la semana y los 32 días del mes... viven para trabajar, contruyen se endeudan, lloran, sufren... pelean por un pedazo de tierra, por un poco de dinero... No están concentrados en la meta. La meta no es terrenal, es celestial.

4. Finalmente Pablo dice: "Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también ansiosamente esperamos a un Salvador, el Señor Jesucristo" (Fil.3:20,14).  Podríamos decir que somos apenas peregrinos en este lugar y por lo tanto debemos tener esa verdad bien clara en nuestras mentes.

Hoy es un nuevo día, una nueva semana y ya acabamos casi el mes, no olvides que si has aceptado a Cristo debes vivir como ciudadano del cielo y por lo tanto debes (1) considerar como pérdida y basura las cosas antiguas, las que te hacen un terrenal más; (2) vive en humildad sin pretensiones ni "orgullo santo" por tus logros y éxitos aparentes; (3) tener la meta clara, vive con tu objetivo real: VIVIR EN EL CIELO; (4) Y finalmente no olvides tú eres un peregrino aquí, vive como tal.

Pr. Heyssen J. Cordero Maraví

viernes, 20 de marzo de 2015

1 Corintios 6: ¿AMOR PLATÓNICO CRISTIANO?


"Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sio para el Señor, y el Señor para el cuerpo" (1 Corintios 6:13).

El filósofo griego, Platón (discípulo de Sócrates y maestro de Aristóteles) es conocido hasta hoy como el precursor de la famosa Teoría de las Ideas, núcleo central de sus enseñanzas. Esta teoría se basa en resumen en los dualismos, entre ellas el dualismo antropológico. Platón presenta al ser humano como una realidad compuesta por elementos: CUERPO y ALMA. El cuerpo es lo palpable, lo imperfecto, lo limitado y pasajero. En cambio, el alma, es ideal, perfecto, ilimitado y eterno.

La iglesia de Corinto tenía entre sus miembros, algunos que a pesar de abrazar la fe en Cristo seguían creyendo en las enseñanzas de Platón, que el cuerpo y el alma son separados y por lo tanto el "cuerpo" no tenía tanta importancia como el "alma". Total, si el cuerpo es pasajero y el alma es eterna, no hay porqué escandalizarse si seguimos las inclinaciones carnales.

Cuando Pablo les dice, "las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas", les está diciendo un dicho popular en aquellos tiempos. Un dicho que se parece a "bebamos y comamos que mañana moriremos" que usualmente escuchamos pronunciar de manera suelta. Pablo les dice en otras palabras, ustedes están diciendo que no importa lo que hagan con su cuerpo, por eso fornican, comen y hacen lo que quieren porque según ustedes la "carne" o el "cuerpo" es inferior al "alma", pues se equivocan. El cuerpo NO es para fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo" (1Cor.6:13), y finaliza diciendo que el cuerpo ES templo del Espíritu Santo, y por lo tanto deben "glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios" (1Cor.6:19,20).

La iglesia de Corinto no es muy diferente a la iglesia de hoy. ¿Ya has escuchado decir a algunos cristianos, Dios conoce mi corazón y no me juzga por lo exterior? Efectivamente, claro que Dios conoce todo, pero eso no indica que a Dios no le importe en lo absoluto tu vida física. Con la idea que Dios se interesa de lo interior (del espíritu) algunos comen lo que quieren y no lo que Dios quiere (Lev.11), hablan como quieren y no como Dios quiere, tienen (Sal.37:30), se viste como quiere y no como Dios quiere (1 Tim.2:9), viven su sexualidad como quieren y no como Dios quiere (1 Cor.6:18). Tal modo de vivir es simplemente platónico y no cristiano.

Nosotros somos seres integrales, holísticos. No somos en partes separadas. Por eso Pablo mismo dijo: "Y el mismo Dios de paz os santifique enteramente; y que todo vuestro ser, espíritu y alma y cuerpo sean guardados irreprensibles para la venida de nuestro Señor Jesucristo" (1 Tes.5:23). Dios quiere una adoración completa, vivamos dignamente para Dios. Hagamos su voluntad, porque siempre es lo mejor.

Pr. Heyssen J. Cordero Maraví

jueves, 19 de marzo de 2015

1 Corintios 5: DISCIPLINA ECLESIÁTICA


"entreguen a este hombre a Satanás para destrucción de su naturaleza pecaminosa a fin de que su espíritu sea salvo en el día del Señor" (1 Corintios 5:4-7 NVI).

La iglesia de Corinto era compleja. Habían varios problemas y entre ellas un caso de incesto. El incesto era un acto reprochable no solo en la Ley de Dios (Lev.18:6-8) sino también en la ley romana (Gayo, Insitutos i.63). Alguien estaba fornicando con la mujer de su padre (1 Cor.5:1) y la iglesia sabía del caso pero no hacía absolutamente nada. El silencio de la iglesia era un daño al pecador y a la iglesia. Ante esto, Pablo recomienda que la iglesia se reúna y en el nombre de Jesús tomen la decisión de disciplina. La iglesia jamás puede ni debe estar tranquila cuando un hermano se descarría y cae en un grave error.
No ayudamos a nadie, ni al pecador ni a la iglesia, haciéndonos "los de la vista gorda". Creyendo que así vamos a evitar resentimientos, apostasía, etc.
La disciplina eclesiástica tiene el propósito de que los culpables sean movidos a comprender su peligrosa situación y sientan su necesidad de arrepentimiento y contrición, por ello Pablo dice "entreguen a ese hombre a Satanás" y luego dice "a fin de que sea salvo" si vuelve a Cristo y se arrepiente.
Nuestra compasión aparente podría hacernos decir: "pobrecito, si lo disciplinamos quizás se resiente y nunca más vuelva a la iglesia. Al menos así siquiera viene a la iglesia". Pablo es claro en decir que "un poco de levadura fermentada" malogra toda la masa. Nosotros diríamos: "una manzana podrida pudre todo el cajón". No hay bendición en la iglesia cuando a sabiendas permitimos que haya entre nosotros transgresión continua a la ley de Dios
Gracias a Dios hay pasos que Jesús mismo nos lo enseñó en Mateo 18. Jesús ama al pecador pero no aprueba su pecado. Y si cometemos errores y la iglesia tiene que disciplinarnos debemos recordar que es para nuestro bien.
Buen día!
Pr. Heyssen J. Cordero Maraví

jueves, 5 de febrero de 2015

Hechos 7: Esteban, un evangelista poderoso



Aunque la Biblia y el Manual de Iglesia presentan y recomiendan cuál debe ser el perfil de un DIÁCONO, se puede observar con frecuencia que en no pocas de nuestras iglesias la realidad es muy distinta. En mi corta experiencia por ejemplo, un hermano muy capaz y con lindas cualidades fue propuesto para ser diácono. Tristemente, aquél hermano no aceptó porque consideraba que era un cargo muy "insignificante" para lo que él podía dar. ¿Será por ello que algunas iglesias nombran a diáconos muy distantes al ejemplo bíblico?

Al leer la historia de Esteban, puede notar que realmente era un hombre de Dios que nos enseña a través de su vida lecciones para pastores, ancianos, diáconos... y es que el diaconado es un ministerio delicado y poderoso.

¿Por qué fue aprederado Esteban? ¿Cómo así se convirtió en el primer martir de la iglesia cristiana? Algunas razones que se pueden notar:

1. Tenía un ministerio influyente entre el pueblo.- La Biblia dice: "Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes señales y prodigios en el pueblo" (Hch.6:8). Como diácono pudo quedarse en casa, haciendo lo que le dijeron que haga, sirviendo a las viudas, enfermos, etc. Pero Esteban hacía más... era un evangelista. ¡Cuánto nos falta aprender! Eres un anciano, pero debes ser evangelista... eres líder de jóvenes, pero debes ser evangelista... ¡No basta ser adventista, hay que ser evangelista!

2. Tenía un ministerio influyenye entre los sacerdotes.- La Biblia dice: "“aumentaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe" (Hch.6:7). Era Esteban un poderosos evangelista que logró llevar a Jesús a muchos de los sacerdotes judíos. Esteban no era un apóstol, pero era un evangelista. El evangelismo era como sangre que corría por sus venas. No se intimidó ante los sacerdotes sino que con poder les predicó y evangelizó.

3. Lo acusaron con testigos falsos.- La Biblia menciona: “Entonces sobornaron a unos para que dijesen que le habían oído  hablar palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios [...] Y pusieron testigos falsos  testigos falsos” (Hch.6:11,13). Ante el Sanedrín, los falsos testigos presentaron acusaciones falsas. Probablemente bajo juramento y con más mentiras adicionales lograron que los líderes religiosos tengan "pruebas" para juzgarlo.

4. Su sermón fue poderosos y bíblico.- La Biblia declara:  “Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él" (Hch.7:54). Esteban fue muy franco con ellos, no anduvo con rodeos. Él les dijo que eran tercos, que eran incircuncisos de corazón y de oídos, que siempre estaban resistiendo al Espíritu Santo. Los acusó de ser asesinos y traidores de los justos, al igual que sus antepasados antes que ellos. Su franqueza ante el tribunal no  cayó bien a estos líderes, ni a sus acusadores, y ciertamente  a la gente que se había levantado en su contra. Con frecuencia se escucha decir a algunas iglesias en la actualidad: "Su sermón fue muy duro... debemos predicar más suave...". La verdad es la verdad. El predicador o el evangelista debe predicar con amor, pero siempre con la verdad.

5. Su público era terco y obstinado.- Tristemente la Biblia dice: “Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él" (Hch.7:57). Hay cristianos que no les gusta que se les predique con la verdad. Prefieren mensajes "suavecitos", mensajes pobres llenos de risas y carcajadas que son atractivos pero que no transforman. Y cuando hay un mensaje como la de Esteban los catalogan como "extremistas", "duros", "legalistas". ¿Qué prefieren? ¿La verdad o la mentira?

¿Por qué fue apedreado Esteban? Simple. Porque era un hombre de Dios. Jesús dijo que "no hay profeta con honra en su propia tierra" (Mr.6:4). ¿Qué estamos esperando como evangelistas? ¿Honra, invitaciones, aplausos, palmadas? Juan el Bautista era un predicador grande, un evangelista poderoso y ¿cómo terminó? 

Cada vez que me pongo ante un púlpito, en un auditorio, plaza, local, iglesia, carpa siempre pienso antes y le pido a Dios que no sea yo quien hable sino ÉL a través de mí. Yo soy tan débil. Me equivoco, ingnoro tantas cosas... pero la Biblia NO, la Palabra de Dios jamás... 

¿Eres diácono? ¡Amén!


Puede seguirme en twitter: @Pr_Heyssen

jueves, 15 de enero de 2015

Juan 7: ¡Un evangelista al agrado de Dios!


En la obra de Dios, con frecuencia, los predicadores o evangelistas solemos preocuparnos por la respuesta de las personas ante "nuestros mensajes". En lo personal después de predicar generalmente tengo una reunión con el equipo de trabajo y pregunto: ¿Qué tal? ¿Cómo creen que nos fue? Es así que vamos comisión por comisión dando una aprecación crítica (positiva y negativa) de la campaña, lo que nos ayudará a trabajar mejor al día siguiente. En una ocasión alguien dijo: "Pastor, creo que hoy todo estuvo bien, pero a usted le faltó un poco más..." ¡Auch!
Cuando leo la Biblia me encuentro con un evangelista extraordinario. Jesús era realmente impresionante como evangelista. ¡Tenemos mucho que aprender!

¿Por qué Jesús era un poderoso evangelista? A continuación algunas razones:

1.- PREDICABA LA PALABRA (Jn.7:16). Jesús no predicaba sus opiniones. Era fiel a su cometido. Predicaba la Palabra de Dios, la Biblia. Si deseamos tener éxito en nuestras campañas de evangelismo hagamos eso, prediquemos la Palabra de Dios.
2.- ERA ENVIADO POR DIOS (Jn.7:16). Parece obvio, no lo es. Se supone que el evangelista o predicador viene de Dios o es un mensajero de Dios, pero no siempre es así. Cuando un predicador habla un mensaje distinto a la Biblia, no es enviado por Dios. Mucho cuidado. Un evangelista enviado por Dios es aquél que habla y hace la voluntad de Dios.
3.- BUSCA LA GLORIA DE DIOS (Jn.7:18). Es frecuente ver a predicadores que buscan la fama, la gloria... ser cada vez mejores oradores. Su reputación está en juego. Ya conocí a varios que antes de predicar siempre preguntan: "¿Cuántas personas asitirán? "Yo voy si hay un auditorio grande...", "Hay personas listas para bautizar. No quiero quemarme". El evangelista de Dios no busca su reputación, busca glorificar a Dios.

No está mal buscar ser cada vez mejor evangelista. Debemos superarnos. Es bueno practicar, estudiar, leer para servir mejor a Dios. Sin embargo, no debemos olvidar que nuestra misión es clara: Somos siervos de Dios que predicamos a hombres la PALABRA DE DIOS para Glorificar el nombre de Dios!
Finalmente, la Biblia dice que de Jesús la gente llegó a decir: "¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre habla!" (Jn.7:46). No hay más palabras para explicar el ministerio evangelístico de Jesús. Si somos fieles a nuestro llamado y misión seremos poderosos evangelistas de Dios.

Reflexión basada en Juan 7: 16-18 ‪#‎rpsp‬

domingo, 11 de enero de 2015

Juan 3: ¡Elogio de Jesús!



¿Te imaginas recibir un elogio de alguien importante? Si juegas al fútbol y un día, el argentino Messi te dice que tú podrías hacer una dupla con él en el Barcelona, ¿te sentirías feliz?
Pues bien, el mensaje de hoy tiene que ver con un EVANGELISTA extraordinario, su nombre era Juan el Bautista. De él Jesús dijo: "De cierto os digo: Entre los nacidos de mujer jamás se levantó otro mayor que Juan el Bautista" (Mt.11:11). ¡QUÉ TAL ELOGIO!
Por qué Jesús elogió a Juan? A continuación algunas razones: Donde Juan estaba siempre estaba rodeado de:
1.- Mucha gente. La gente se agolpaba para escucharlo. Venía de lejos hasta el desierto solo por escuchar sus mensajes.

2.- Mucha agua. No podía estar lejos de un bautisterio. Sabía y entendía que un evangelista sin bautisterio no tiene razón.
3.- Muchos bautismos. No bastaba con evangelizar, era necesario bautizar. Juan tenía el deseo ardiente bautizar a miles y miles. Sabía que no había tiempo que perder.
4.- Mucha predicación. Juan no predicaba sus opiniones, predicaba La Palabra de Dios. No era un predicador "suavecito", era poderoso, directo. No intentaba agradar con falacias a su público sino que con la Verdad les predicaba. Y fue por predicar la verdad que perdió la vida.
Ahora entiendes por qué Jesús elogió a Juan? Ya quisiera ser un evangelista como Juan. Fue grande, pero jamás tuvo la gloria para sí. Cuando los discípulos de Juan le dijeron que Jesús tenía más gente en sus " campañas " y que la gente de Juan se estaba yendo a escuchar a Jesús, él les dijo que era necesario qué Jesús crezca y que él mengüe (Jn.3:30). Juan sabía quién era él, y quién era Jesús. Juan sabía que Jesús fue quien lo llamó, sabía que él era el siervo y Jesús era el amo y Señor. Juan no sintió celos, sus discípulos sí... "Estás perdiendo tu fama, tu popularidad"...
Cuánto nos falta aprender de Juan el bautista! A veces nos sentimos felices cuando el éxito nos acompaña y nos sentimos tristes cuando no es así, y más aún cuando a otros les va mejor. La obra es de Dios, no de hombres.
Reflexión basada en Juan 3:22-30 ‪#‎rpsp‬

Juan 2: ¿Qué hacer cuando falta "vino"?


El "vino" en la Biblia significa: Felicidad, Alegría, Consuelo, Medicina y Prosperidad. Un día Jesús fue invitado especial de un matrimonio y trágicamente en medio de la fiesta faltó vino. Te imaginas un matrimonio sin vino? En la actualidad hay muchos matrimonios que están en problemas porque no tienen vino, se les acabó el vino, se les acabó la felicidad por una enfermedad, se les acabó el dinero por el trabajo perdido, no tienen consuelo y van por la vida enfermas. Éstas familias no necesitan seguir así, no necesitan seguir sufriendo y esperando tomar "agua" insípida. Sólo tienen que INVITAR A JESUS Y HACER TODO LO QUE PIDE para tener el mejor VINO y en abundancia. Recuerda que el milagro de Dios sobre tu familia viene después de tu obediencia. Feliz sábado!
Reflexión basada en Juan 2:1-11. ‪#‎rpsp‬
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...